PDF: Resistencia Antibiótica en Odontología - Mtra. Alma Laura Baires Várguez


Existen diversas tendencias en el uso de antibióticos en odontología. Los criterios para el empleo de antibióticos se rigen por la presencia de infección en los tejidos blandos.


Sin embargo, es importante mencionar que el antibiótico por sí solo no resolverá la infección; ésta generalmente es producida por los microorganismos presentes en el conducto radicular, en la lesión periodontal o en una combinación de ambas, por lo que es indispensable realizar el tratamiento indicado para resolver la infección.


🔘 Síganos en nuestras Redes Sociales
► Facebook
► Youtube
► Twitter
► Instagram
► Telegram

De esta forma, la prescripción de antibióticos coadyuvará solamente a la resolución del caso. Un parámetro importante en el uso de antibióticos es la duración de la terapia antimicrobiana. 

Cuando una bacteria es resistente a determinado antibiótico, lo será con dos días de prescripción o más; la historia clínica completa del paciente nos permitirá conocer sus condiciones de salud y antecedentes patológicos, para la prescripción no sólo de antibióticos, sino básicamente de cualquier medicamento.




La profilaxis antimicrobiana es un tema muy controvertido; algunos expertos opinan que sólo en pacientes inmunocomprometidos se justifica el manejo preventivo con antibióticos.

Por ejemplo en pacientes cardiópatas, en quienes deben consultarse los protocolos establecidos por la Asociación Americana del Corazón para cada tipo de enfermedad y trastorno cardíaco (de esto dependerá la prescripción de antibióticos).

🔘 3 Temas de interés

No sólo el uso indiscriminado de antibióticos ha ocasionado que las bacterias sufran mutaciones que se traducen en resistencia antibiótica, sino también el empleo de pesticidas en el campo, desinfectantes de superficie, productos de limpieza y enjuagues bucales, entre otros, que contribuyen diariamente para que las bacterias que se desarrollan a velocidades espectaculares, tengan oportunidad de reconocer la estructura de estas sustancias y posteriormente logren evadir su efecto. 

El odontólogo debe hacer un uso racional y responsable de los antibióticos para no contribuir en la vertiginosa carrera de las bacterias, en el ámbito de la resistencia antibiótica. 



No hay comentarios.

Deja tu comentario, gracias por visitar Odontofarma