SELLANTES DE FOSAS Y FISURAS - Aplicación Clínica en Molar y Premolar Paso a Paso


Los selladores de fosas y fisuras (SF) constituyen una medida muy eficaz en la prevención de caries oclusales.


En efecto, los SF tienen por objeto rellenar los puntos y fisuras del esmalte impidiendo la colonización bacteriana y evitando la difusión de los substratos fermentables que pueden ser metabolizados por las bacterias.


Debido a la alta prevalencia de lesiones oclusales y a que el flúor protege fundamentalmente las superficies lisas, los SF son doblemente importantes. Hasta la fecha hay 4 generaciones de selladores de fisuras basados en resina.


🔘 Síganos en nuestras Redes Sociales
► Facebook
► Youtube
► Twitter
► Instagram
► Telegram

La 1ª generación son los polimerizables con luz ultravioleta, que ya no se fabrican, la 2ª los autopolimerizables, la 3ª los fotopolimerizables con luz visible, y la 4ª y más reciente, los fotopolimerizables con luz visible a los que se ha añadido flúor. 

Hoy en día no parece haber diferencias de efectividad clínica (ni retención, ni reducción de caries) entre las 3 generaciones que están en el mercado. Además, existen selladores de fisuras basados en vídrio ionómero.


En éstos la retención es menor comparados con los selladores de resina, pero permiten una reducción de caries similar a los anteriores, debido a su liberación de flúor. 

Particularmente se recomiendan en los casos de molares parcialmente erupcionados, en los que parte del sistema de fisuras se encuentra cubierto por mucosa y no es posible el buen aislamiento necesario para aplicar los selladores de resina.



TÉCNICA DE APLICACIÓN EN SF FOTOPOLIMERIZABLES DE RESINA 

1. Aislamiento del campo operatorio
2. Limpieza de la superficie oclusal
3. Lavado y secado con jeringa de aire seco
4. Aplicación del ácido
5. Lavado del ácido y secado 
6. Aplicar el sellador en todos los surcos y fisuras
7. Polimerización con la lámpara de luz halógena durante 30 segundos
8. Evaluación del sellador
9. Retirar el aislamiento


En cada revisión del paciente (generalmente cada 6 meses o cada año) habrá que comprobar si existe una pérdida parcial o total del material aplicado.



No hay comentarios.

Deja tu comentario, gracias por visitar Odontofarma