PIERCING ORAL: 17 Consecuencias de su uso


La colocación de piercing en el cuerpo es una práctica antigua de decoración para propósitos de belleza, ritos, posición social y significado religioso.

En la actualidad, sigue siendo de interés popular aunque por diversas razones, hoy día es común, sobretodo en adolescentes, en el labio inferior y la lengua.




en los cuales se ha observado un aumento de las complicaciones relacionadas con esta práctica, que consiste en colocar joyas en agujeros abiertos en los tejidos orales y periorales. 

Algunas entidades han emitido comunicados en oposición a esta práctica, entre ellos la Asociación Dental Americana, la cual objeta en especial el piercing de la lengua, debido a que es un zona muy vascularizada y puede sangrar mucho más fácil que otros lugares del cuerpo y en ocasiones puede traspasar algun nervio originando parálisis parcial o total de la zona perforada. 

► Leer también: PIERCING ORAL: Un problema de salud bucal

Consecuencias del Uso del Piercing

1. Fracturas y fisuras dentales
2. Alergias al metal
3. Deglución de la joyería
4. Transmisión de hepatitis B, C o D y del VIH
5. Infecciones bacterianas
6. Bloqueo de las vías aéreas por severa inflamación de la lengua
7. Quistes, abscesos y tumores
8. Daño a las restauraciones
9. Diseminación de la infección a otras partes del cuerpo
10. La corriente galvánica de la joyería metálica en contacto con restauraciones metálicas podría producir sensibilidad pulpar
11. Halitosis por acúmulo de bacterias
12. Interferencia del habla
13. Aumento del flujo salival
14. Enrojecimiento e inflamación
15. Cicatrices
16. Dificultad para la deglución y la percepción de los sabores
17. Interferencia con pruebas de rayos x

El caso es aun más grave en adolescentes con problemas cardíacos que no toman ninguna prevención de antibióticos antes de la perforación e ignoran las posibles complicaciones como la endocarditis infecciosa.

Un caso previo presentado en Journal of Periodontology establece que el piercing de lengua , labio o carrillo puede causar recesión gingival, lo cual produce un defecto y hace el diente afectado más vulnerable.

Otro problema es que no se solicita consejo médico u odontológico antes de la perforación. 


Por otra parte si el mantenimiento de la higiene no es el adecuado se producen infecciones, que son la complicación más común de los piercing orales.

En un estudio de 52 adultos jóvenes se encontró recesión de la encía en el 35% de los sujetos que usaron piercing en la lengua por 4 años o más y 50 % usando piercing de barra larga (2,2 cm) por 2 años o más.

Otros estudios afirman que el astillado de los dientes es más significativo en personas que usan esferas más pequeñas en los extremos de la joyería, debido a que es más fácil posicionarlo entre los dientes.