HIGIENE BUCAL: Para evitar contagios por virus y bacterias - C.D. Celene Londoño


En el siguiente video les hablaré de las medidas que debemos tener en cuenta para realizar una correcta higiene bucal con el fin de evitar la entrada y salida de virus y bacterias en nuestro cuerpo.


Es muy importante tener en cuenta la frecuencia y la duración del cepillado, se recomienda cepillarse inmediatamente después de levantarse en las mañanas y cada vez que consumamos los alimentos principales, es decir, tres veces al día; el cepillado debe hacerse durante mínimo 2 minutos con la crema dental que habitualmente usamos.




No olvides realizar la limpieza de la lengua y los carrillos, lo puedes hacer con el mismo cepillo o si prefieres con los limpiadores de lengua que venden en las droguerías o almacenes de cadena, también te recomiendo usar enjuague bucal dos veces al día, una en la mañana y otra en la noche.

Se debe considerar el cepillado de los dientes después de llegar a casa, es tan importante como el lavado de las manos y bañarse, esto con el fin de disminuir el riesgo de contagio de microorganismos.


El uso de la seda dental es primordial para realizar una adecuada limpieza de los dientes, es ideal para asearlos en la parte interproximal, es decir, entre diente y diente, debes usarla como mínimo una vez al día.

Ahora hablemos del cepillo dental y cómo tratarlo. Asearlo periódicamente es fundamental, los filamentos o cerdas del cepillo son un medio fácil para el crecimiento o reproducción de patógenos, es por esta razón, que debemos aprender a lavarlo y desinfectarlo, lo puedes hacer de varias formas caseras que no afectarán tu salud.

Esto es muy importante, no debes dejar el cepillo de dientes en el cuarto de baño, según evidencias científicas un alto porcentaje de estos cepillos están contaminados con bacterias intestinales o gérmenes fecales que se liberan en el aire, estos llegan a los cepillos por medio de las microgotas que se generan en el vaciado del sanitario o por contacto directo. Recuerda, hay que evitar el contacto del cepillo con el de otras personas y no compartirlo, el cepillo de dientes es de uso personal, esto también evitará la posibilidad del cruce de bacterias.


El cepillo debe cambiarse cada 3 meses, después de este tiempo su efectividad disminuye por el desgaste o antes en caso de que las fibras o cerdas estén ya dañadas, es decir, dobladas hacia los lados. También se recomienda cambiar el cepillo de dientes si pasaste por un cuadro infeccioso o estuviste de viaje.

No se recomienda utilizar protectores o capuchones para el cepillo de dientes, el ambiente cálido y húmedo es más propenso para la proliferación de microorganismos, favorecen el mal olor al guardarlos húmedos, recuerda es súper importante lavarlos y eliminar los excesos de agua antes de hacerlo para protegerlos de la contaminación, estos protectores podrían ser útiles para los viajes.


No hay comentarios.

Deja tu comentario, gracias por visitar Odontofarma